dimecres, 10 de setembre de 2014

La mente es espontáneamente dichosa si no se la fuerza, lo mismo que el agua, si no es agitada, 
es de por sí  transparente y clara.

El libro tibetano de la vida y de la muerte.

Sogyal Rimpoché

1 comentari: